Patente municipal de sociedad de inversiones pasivas:
Recurso de queja declarado inadmisible

Continuando con el tema de nuestro último newsletter, relativo al pago de patente municipal para las sociedades de inversión pasiva, con fecha 7 del presente salió la resolución del Recurso de Queja que estábamos esperando.

Este recurso fue presentado por la Municipalidad de Lo Barnechea a fin de volver a la situación anterior al fallo de la Corte Suprema que libera, para este caso en particular, a la sociedad de inversión pasiva de la carga de pagar el impuesto de patente municipal. En consecuencia, la municipalidad buscaba que estas sociedades siguieran pagando como ha ocurrido en los últimos años.

La resolución declaró inadmisible el Recurso de Queja aludido y en definitiva sigue vigente el fallo de la Corte Suprema, por el cual esta sociedad de inversión pasiva no debería en el futuro pagar patente comercial.

Decimos que el fallo sigue vigente y no a firme o ejecutoriado o definitivamente inamovible, porque para ello habrá que esperar tres días más sin que se presente recurso judicial alguno por parte de la Municipalidad de Lo Barnechea o si ésta lo presenta, sea desechado.

Además, como lo mencionábamos en nuestro newsletter anterior, si este fallo queda a firme, las sociedades de inversión pasiva podrían, sujeto a las particularidades de cada una e invocando la resolución de la Corte Suprema, no pagar en el futuro el impuesto mencionado. Además, se podrían ejercer acciones contra las municipalidades para solicitar la devolución de las cantidades pagadas por estos conceptos.

Naturalmente, este eventual no pago del gravamen acarrearía muy probablemente una acción de cobro de la respectiva municipalidad. De entablarse un juicio, la sociedad de inversión pasiva podría invocar como fundamento de su no pago, el fallo tantas veces aludido.

9 DE OCTUBRE | 2019

Fallo Corte Suprema: Las sociedades
de inversión NO pagan patente municipal.
Recurso de Queja pendiente.

Recientemente se hizo público un fallo de la Corte Suprema de fecha 25 de septiembre de 2019, que resuelve un recurso de casación y determina que las sociedades cuyo giro sea la inversión no deberían pagar patente municipal. Sin perjuicio de lo anterior, la Municipalidad de Lo Barnechea presentó un Recurso de Queja en contra de los ministros que acogieron la tesis de la sociedad de inversiones. Eventualmente el pleno de la Corte Suprema podría dejar sin efecto este fallo, cuestión que se resolverá en los próximos meses.

El recurso de casación en el fondo en comentario, se interpuso en el 19º Juzgado de Mayor Cuantía de Santiago, aduciendo que la Municipalidad de Lo Barnechea habría infringido la normativa de la Ley de Rentas Municipales. Esta norma grava con tributo el ejercicio efectivo de una o más de las actividades y se excluye el giro inversiones, ya que su único objeto es aportar capital y obtener de ello rentabilidad, sin que ello importe una actividad comercial.

Según la ley, el concepto que origina el impuesto de patente municipal se basa en que es “aquel permiso otorgado por la autoridad que habilita a una persona para ejercer materialmente una actividad comercial, profesional o industrial ...”.

La Corte Suprema expresa en su fallo que la actividad de inversiones pasivas no constituye un hecho gravado por la ley aludida. Señala que solo cabe darle a esta norma una interpretación restrictiva a la actividad gravada, sin que su sentido pueda ampliarse o extenderse más allá del límite y lineamientos de la ley, es decir, que tal actividad consiste en el comercio y distribución de bienes y en la prestación de servicios.

Esta es la razón por la que inversiones pasivas no deben pagar patente municipal, puesto que sus actividades no están vinculadas a la producción de bienes o prestación de servicios.

La Corte Suprema concluye entonces, que “la sociedad recurrente no se encuentra gravada por su actividad de inversión pasiva...”, e indica que la actividad de inversiones no se encuentra contemplada en el gravamen de la ley. Por ello, acoge el recurso de casación en el fondo, beneficiando al particular y dictaminando que es nulo el cobro que se le hacía.

Cabe señalar que tres ministros de la Corte dictaron este fallo, con el voto en contra de dos ministros.

En la medida que se desechara el Recurso de Queja aludido es posible que algunos contribuyentes decidieren no pagar en lo sucesivo patente comercial por las sociedades de inversión y en este caso eventualmente la municipalidad respectiva iniciaría el cobro, lo que daría lugar al juicio correspondiente.

Debe tenerse presente que en vistas de este fallo y desestimándose el Recurso de Queja en tramitación, el contribuyente podría iniciar una acción solicitando a la municipalidad la restitución de los montos pagados por concepto de patente municipal en los últimos tres años, cuestión que se ha intentado anteriormente motivando a los jueces a fallar obligando a estas sociedades a pagar.

 

 

7 DE OCTUBRE | 2019

© 2019 Fontaine y Cía. Abogados